Recluso se declara discípulo del Dios Baco para pedir vino en su comida por motivos religiosos


Hoy en Gente que le Echa Morro, os presentamos a un recluso de la carcel de Nanclares de la Oca que ha pedido excepción religiosa en sus comidas escribiendo una carta al director del centro penitenciario en la que se declaraba seguidor del dios Baco.

"Teniendo en cuenta que en este centro los alimentos se reparten en fucinón a las creencias religiosas de cada uno, solicito acogerme a este derecho. Pongo en conocimiento del centro que soy discípulo del dios Baco (dios del vino) por ello solicito por favor, que se me dé vino en las comidas para cumplir con las normas de mi religión"


La carta ha sido archivada por el ministerio de Interior, ya que se prohíbe por ley el consumo de cualquier tipo de alcohol en los recintos penitenciarios.

Publicar un comentario

0 Comentarios