Rescatan a un enorme perro que se negaba a bajar la montaña a la que subió con su humano


Su nombre es Floyd, es un precioso mastin de 90 kilos y probablemente con mayor personalidad y flojera que habrás visto en tu vida. Y es que el es el protagonista de unas de las historias mas curiosas de las últimas semanas.

Todo empezó cuando Floyd y su dueño humano decidieron subir una montaña llamada Grandeur Peak cerca de Salt Lake City, todo iba bien hasta que llegó el momento de bajar. Y es que Floyd sento su culo en el suelo y dijo con la mirada... "Va a bajar tu tía". Tras muchos intentos el dueño del perro con miedo de que se les hiciera de noche decidió llamar a los servicios de rescate.

La historia acaba con el perro subido en una camilla y bajado de la montaña tumbado en una camilla, por el equipo de rescate del sheriff del condado.

Publicar un comentario

0 Comentarios