Denuncia a la tienda de quesos de su vecino por el olor que le entra en casa


Esta historia ha sucedido en una ciudad de Alemania, en el que una señora lleva años en litigios con la tienda de quesos de su vecino.

Al parecer y siempre según la señora, el olor a queso es insoportable y entra por las ventanas y hasta por los agujeros de los enchufes.

Así que en modo de protesta empezó a pegar pegatinas y carteles en la fachada del edificio y denuncio a la empresa por dichos olores.

En una reciente sentencia, el juez le ha prohibido poner estos carteles pero sin embargo le permite quejarse a viva voz desde su ventana ya que esa queja se considera libertad de expresión.

Publicar un comentario

0 Comentarios