Científicos descubren que el olor de la caca de pingüino coloca como el gas de la risa.


Unos investigadores que se encontraban estudiando el retroceso de los glaciares en el polo sur, han descubierto un extraño fenómeno que tiene como protagonista a las cacas de los pingüinos de la isla de Georgia del Sur.

Al parecer, el retroceso de los glaciares por el efecto invernadero, ha provocado que el espacio del que disponen para vivir los pingüinos aumente, y con ello su número, pero si esto puede parecer bueno, se ha producido un extraño suceso dada la cantidad de excrementos que estas nuevas y multitudinarias colonias fabrican a diario.

Y es que resulta que cuando la caca de este animal repleta de nitrógeno se mezcla con el particular suelo de la isla, se produce una reacción quimica con un olor carácterístico que no es otro que Oxido Nitroso, comunmente conocido como gas de la risa.

El director del proyecto Bo Elberling ha declarado que trabajar en esas condiciones "Te vuelve complétamente loco. Empiezas a sentirte enfermo y te da dolor de cabeza", así que no jugueis con el gas de la risa ni con la caca de pingüino.

Publicar un comentario

0 Comentarios