Madre se compra una maquina expendedora para que sus hijos se paguen sus chuches


A problemas extremos, medidas extremas, al menos eso es lo que podría haber pensado Sarah Balsdon recientemente. Ella es una madre británica que arta de que sus hijos se pasaran el día comiendo dulces decidió emplear un poco de capitalismo con ellos... si quieren chuches que trabajen para conseguirlas. Compró una máquina expendedora y la llenó de chuches, pero también de comida sana y fruta. Solo había una diferencia, mientras que las deliciosas golosinas cuestan dinero, la comida sana es gratis y la única manera de conseguir dinero, es que hagan sus tareas, que ayuden en casa o que se porten bien.

De momento llevan recaudados con la máquina, unos 100, pero no creais que esto es solo para los niños, los dos padres han decidido que las normas son iguales para todos y tambien pagan por las chuches. Por cierto, la maquina les costó 100 euros de segunda mano.


Hahahahaha let’s see if they can sneak sweets and treats now! So sick of the arguments about unhealthy snacks (esp with...
Publicada por Sarah Balsdon en Domingo, 24 de mayo de 2020

Publicar un comentario

0 Comentarios