Un bebé de un año gira la botella y la hace caer de pie sin aparente esfuerzo y tu te has tirado años intentándolo sin éxito.



Cuando un bebé te supera sin aparente esfuerzo.

Reconocelo, has tirado la botella de agua haciendola girar mil veces a lo largo de los últimos años, y no las has conseguido poner de pie mas que en una o dos ocasiones. Por eso ver a Iassiah, un bebé de un año, hacerlo una y otra vez, te va a hacer sonreir pero en modo malvado.


Publicar un comentario

0 Comentarios