Gana la demanda contra sus padres por tirarle su pornografía.


 Por fin sabemos el resultado de uno de los juicios mas mediáticos de los últimos años, el del David Werking contra sus padres a los que demandó por 75.000 dólares por tirar su colección de pornografía, atesorada tras años de coleccionismo.

El hombre de 42 años en la actualidad tuvo que vivir durante 10 meses en casa de sus padres tras un divorcio pero pasado ese tiempo consiguió un trabajo en otra localidad por lo que se trasladó alli y poco mas tarde le pidió a sus padres que le enviaran sus cosas. Cual fue su sorpresa cuando su colección de pornografía valorada en 29.000 dólares entre películas, revistas y objetos sexuales, no estaba entre las cajas recibidas. Al pedirle explicaciones a sus padres, estos dijeron que la habían tirado "Para salvar el bien y la salud mental de su hijo".

Pero esa explicación no bastó y poco tiempo después recibieron una demanda  reclamando daños y perjuicios. Hoy tras mas de un año y medio, el juez le ha dado la razón y ha condenado a sus padres como culpables de esa pérdida para su hijo. 

Publicar un comentario

0 Comentarios