#ripchrispratt la nueva idiotez de la asquerosa cultura de la cancelación.


 Los nuevos nazis que queman libros sonriendo a la cámara, ya no alzan el brazo, ahora tienen twitter

Hoy como cada día me he levantado y he entrado en twitter para mi dosis de bilis diaria, pero también para saber por donde han ido los tiros durante las horas en las que he estado dormido, vamos lo que hacemos todos. Y cual ha sido mi sorpresa cuando me he encontrado que #ripchrispratt se encontraba en la lista de Trendings Topics mundiales.

Lo primero que pensé es en que había habido alguna clase de accidente en el rodaje de Thor Love and Thunder y claro me metí a buscar información para montar una noticia lo mas rápido posible, porque vamos a ser claros, la muerte de un famoso da muchos clics y si encima el famoso es joven da mas y yo no lo puedo evitar, soy una puta de los clics. Pero no, tras leer un montón de tuits en el que la gente respiraba aliviada porque el actor norteamericano no había fallecido, conseguí llegar al origen de dicho hashtag, y ahí estaban una vez mas, los jodidos guardianes de la moralidad y lo correcto de la cultura de la cancelación. 

Esa infame masa que cuan Torquemada deciden que se puede o no se puede leer, ver, o escuchar en función la perfección a sus ojos de la vida privada de un músico, escritor o autor, habían vuelto a poner su objetivo en el actor de Guardianes de la Galaxia y una vez mas cuan juventudes hitlerianas de medio pelo se lanzaban a intentar cancelarlo en su particular versión de quemar libros para evitar su mala influencia en la sociedad.




En primer lugar quiero dejar claro que Chris Pratt no es, digamos que mi persona favorita, es verdad que es un tipo bastante echado hacia la derecha mas rancia de Estados Unidos, es verdad que es cazador, y es verdad que apoya y es miembro de una congregación religiosa que entre otras cosas tiene programas para "curar la homosexualidad". Todo eso es verdad y sinceramente si me lo encontrara en un bar, probablemente no intentaría ser su amigo porque representa casi todo lo que no me gusta en una persona... pero es que yo no soy su amigo, su familiar, ni siquiera soy demasiado fan suyo, solo soy una persona que ha visto algunos de sus trabajos, y que incluso me he divertido mucho con ellos. Así que lo que haga en su vida privada, a quien apoye, o a quien le rece, siempre que sea algo legal, sinceramente me importa un carajo así de gordo.

Pero es que además, esta nueva campaña de linchamiento mediático ha sido provocada por unos falsos tuits que han empezado a circular, del año 2012 y 2013,  en el que insultaba gravemente a las personas musulmanas y negras. Unos tuits que no solo ha negado el actor y su entorno, sino que hasta el propio Twitter ha confirmado que ni están, ni se han borrado nunca esos tuits y que el único tuit de su cuenta que podría ser ofensivo es uno de 2012 que dice. "#MissUniverso de alguna manera se parece Miss Hambre", que vale, es una burrada, pero vamos quien no tenga tuits mas burros que ese en su cuenta, que tire la primera piedra.

Pero es que el problema es que esta gente, por llamarlos de alguna forma pero sin animo de ofender a la gente por compararlos con ellos, no solo se creen cualquier mierda que tenga o que confirme su pensamiento, opinión, orientación política, social, sexual o deportiva, sino que a partir de ahí organizan autenticas cazas de brujas diciendo a los demás lo que se puede o no puede leer o ver, no vaya a ser que pensemos por nosotros mismos y saquemos nuestras propias conclusiones de las cosas. Y esto pasa en la izquierda, y en la derecha, y aunque no lo parezca en la derecha pasa mas. Es tan sencillo tener el poder para poder anular la vida, el pensamiento, el trabajo de alguien que no te gusta, como el hecho de usar un generador de tuits como el que he usado para crear esta maravilla que por supuesto es falsa.


Esta captura es obviamente falsa, yo jamás seguiría al Papa, pero es que incluso viendo la chorrada y locura de lo que ahí se lee, seguro que alguien se lo creería y de ahí a la cancelación hay un paso. Hay cientos de casos de personas que ven peligrar trabajos porque sus vidas u opiniones no son "la correcta" pero es que la gente, tiene derecho a ser como le salga de los cantimpalos o de los ovíparos, no tienen que ser como tu quieres que sean ni pensar lo que tu quieres que piensen. Esto llega al punto de incluso si alguien ha cometido un delito. Si lo se, tal o cual actor o director digamos que no es mas que un cerdo machista acosador, pero resulta que ha hecho películas maravillosas, ¿Tengo que dejar de verlas porque a ti te moleste esa persona... o incluso a mi me moleste o deteste? Roman Polansky por poner un ejemplo, siempre será para mi un asqueroso pederasta,  y sin embargo disfruto de La semilla del diablo, o de El Pianista, ¿me convierte en alguien que le apoya? Pues no, me convierte en alguien que sabe que ese director dirige como los ángeles, aun sabiendo que merece pasar muchos años en la cárcel y por supuesto no te necesito a ti diciéndome lo que tengo que opinar de el o de su arte. Y lo mismo me pasa con Pratt y con todos los afectados por la asquerosa cultura de la cancelación.

Así que la próxima vez que decidas participar en una campaña de cancelación desde tu smartphone de última generación que te permite convertirte en un juez desde la comodidad de tu hogar y la tranquilidad del anonimato, piensa que que los niños de las juventudes hitlerianas también sonreían cuando lanzaban sus libros prohibidos a la hoguera, y también pensaban que era por el bien de la sociedad.


Firmado:

Tony Camacho

Codirector de Fusion Freak



Publicar un comentario

0 Comentarios