Hay fans y fans, y después están los que se van al desierto a buscar piezas del rodaje de Star Wars


En nuestro mundo hay cientos de miles de fans de Star Wars, cada uno en sus posibilidades, tienen su colección propia y sus tesoros de dicho universo. Pero creemos que ninguno como este.

Gus López, reconocido coleccionista de este mundillo, ha estado durante los últimos 40 años creando una colección de objetos de las películas y creaciones propias dignas de admirar. Entre sus grandes locuras ha estado sus continuos viajes a Túnez para buscar partes del decorado de las películas, tanto de la trilogía original como de sus precuelas. Sus viajes le llevaron incluso a colarse en contenedores de mercancías para poder llegar al desierto.

Entre sus tesoros de decorados encontrados podemos encontrar puertas de Mos Espa del decorado de Star Wars episodio I: La amenaza fantasma, y también el esqueleto del Dragón Krayt que se puede ver en Star Wars episodio IV: Una nueva esperanza.

Un fan de los de tomo y lomo.



Publicar un comentario

0 Comentarios